Devocional para adultos solteros

Semanalmente participar de la Santa Cena con un corazón quebrantado y un espíritu contrito. Pagar nuestros diezmos y cada mes nuestras ofrendas de ayuno. Cada dos años, cada año para los jóvenes, renovar la recomendación para el templo. Ambos terminaron expresando sus testimonios del Evangelio restaurado y sobre Jesucristo y Su sacrificio expiatorio.

El noviazgo, el matrimonio y la familia. Perseverar en el Evangelio.

Sala de Prensa

Nuestro valor como hijos de Padres Celestiales. No perderíamos bebés en operaciones de corazón y nunca tendríamos que esperar el tiempo del Señor. Pero tampoco desarrollaríamos grados significativos de paciencia, compasión, humildad, longanimidad, bondad amorosa, perseverancia, disciplina, generosidad o fe, esperanza y caridad.

Pero no estamos viviendo vidas tranquilas, diseñadas por nosotros. Pero Él siempre invita al cambio de una manera amorosa, alentadora y confirmadora. Cuando estén cansados de la vida y sientan que no pueden ver que viene algo bueno de todos sus esfuerzos de vivir con rectitud, no renuncien. No comprometan sus sueños y metas. Aumenten su fe de que siempre vale la pena esperar por el tiempo del Señor.

Ha sido molido por sus iniquidades y por Sus heridas son sanados 6. Él conoce, íntima y personalmente, el dolor que padecen. Él es el Primogénito del Padre y Él ha padecido primero sus sufrimientos en su totalidad, ya sean mentales, físicos, emocionales o espirituales. Nunca duden de Sus prometas de esperanza y sanación. Han sido creados para tener una existencia gozosa y abundante. Su valor es infinito y también el amor de Dios por ustedes.

Me entusiasma que escuchen a mi esposo. Él nunca, nunca, me ha hecho sentir pequeña o no querida, y nunca ha hecho una broma a mis expensas.

Fechas para 12222

Espero que puedan aprender de eso. Esta es Su Iglesia guiada por Su profeta. Estoy muy agradecido por Jen, quien, sin excepción, vive lo que enseña. Agradezco mucho que nos conociéramos dos años después de que yo me uniera a la Iglesia. Es maravilloso pensar en ustedes reuniéndose en todo el mundo.


  • Transmisiones del Área Sudamérica Sur?
  • tablon de anuncios barcelona servicio domestico.
  • Devocional mundial para jóvenes adultos, enero de 2016!
  • fiesta solsticio de verano!
  • a los hombres les gusta que les coquetean.
  • Devocional Mundial para JAS con el élder Russell M. Nelson.
  • Eventos mundiales de la Iglesia.

Ruego, en el espíritu de la hermosa oración de apertura de Landon, que reciban lo que necesitan, que si requieren inspiración, que la reciban. Hay tal poder cuando nos reunimos así, cuando nos preparamos para momentos como este. Hay poder al reunirse. Si necesitan sanación, que tengan sanación; si necesitan consuelo, que reciban consuelo; si necesitan paz, que tengan paz.

Si necesitan un momento de cambio, si requieren un momento de renovada fortaleza y fe, que ese sea su regalo. Cuando tenía 15 o 16 años, era muy egocéntrico y tenía muchos de los sentimientos de inestabilidad, incertidumbre y vulnerabilidad que surgen como parte de la adolescencia.

Devocional mundial para jóvenes adultos, enero de 2019

Me sentía perdido, inseguro e inadecuado. Mis padres vivían muy lejos en Arabia Saudita. El mar se estrellaba sobre las barreras y en algunos casos las sobrepasó. Entonces unas viviendas se inundaron en los alrededores, y las personas quedaron aisladas, sin electricidad ni medios de calefacción o iluminación en sus hogares, y con pocos alimentos. Cuando la inundación comenzó a bajar, la escuela nos envió. Había agua y barro por todas partes.

Página de inicio

No habían podido dormir por días. Mis compañeros de escuela y yo nos pusimos a trabajar, moviendo las cosas mojadas a los pisos superiores donde podrían secarse y levantando las alfombras arruinadas. Las alfombras empapadas eran increíblemente pesadas, y el mal olor en las casas era terrible. Lo que me sorprendió fue la camaradería que se desarrolló entre los que ayudamos y los que recibieron ayuda. Había un sentimiento maravilloso y de bondad entre las personas, unidas en una causa digna en circunstancias difíciles.

Devocional mundial para jóvenes adultos

Desearía que esa realización hubiera perdurado. Descubrir que ayudar a otros era el antídoto para mi pesimismo y egocentrismo debería haber sido transformador. Ese entendimiento vino después. Ustedes probablemente han descubierto esa verdad en su propia vida. Estaba considerando esto durante la conferencia general.

Me siento muy afortunado de la oportunidad de hablarles poco después de la histórica conferencia general de hace solo unas semanas. Las impresiones, la paz y la infusión de energía recibida todavía permanecen en mí. El enfoque de los mensajes fue el llamado repetido a ministrar como el Salvador, haciéndolo por amor, sabiendo que nosotros y quienes nos rodean somos hijos de nuestro Padre Celestial. De allí surge gozo y satisfacción perdurables, tanto para el que da como para el que recibe, compartiendo los frutos de saber y sentir nuestro valor infinito y el amor eterno de Dios por cada uno de nosotros.

Este mensaje fue resumido por el presidente Nelson de esta manera: Puesto que esta es Su iglesia, nosotros, como Sus siervos, hemos de ministrar a la persona en particular, tal como Él lo hizo. Al reflexionar sobre lo que nos enseñaron, sé que si aceptamos este llamado a ministrar, tendremos la oportunidad de pensar en otros; crecer en fe, confianza y felicidad; y vencer nuestro enfoque egoísta y la sensación de vacío y tristeza que conlleva. Comenzamos a sentir luz y paz, casi sin darnos cuenta. Sentimos calma, calidez y consuelo. Reconocemos un gozo que no viene de otra manera. Estos dones nos llegan en un grado mucho mayor de lo que realmente hemos hecho, en términos de ayudar a otro.

El presidente Spencer W. Kimball lo explicó, en parte, como sigue: Ejemplos de la transformación que experimentamos cuando ministramos y la diferencia cuando no lo hacemos. Esta transformación es lo que los nuevos misioneros descubren al dejar de preocuparse por sí mismos y preguntarse: Lo que sucede es que dejan de pensar en sí mismos y se enfocan en su propósito de traer almas a Cristo.

Este descubrimiento a menudo es difícil para los misioneros.